Anillamiento de aves, labor esencial de BIOECO

El anillamiento forma una parte importante de las actividades de monitoreo y control de aves de bosque que realizan los especialistas del Centro Oriental de Ecosistemas y Biodiversidad (BIOECO). Esta labor que desarrollan ornitólogos y personal capacitado es de suma importancia y se realiza todos los meses durante tres días consecutivos en la Reserva Ecológica Siboney-Juticí.

En el mes de septiembre han sido capturados 41 individuos y 11 fueron recapturados, para un total de 52 individuos procesados. De las 20 especies que pudieron analizar este mes, cuatro son especies migratorias invernales, siendo el primer mes del año en que se registra la llegada de este tipo de aves a la zona de monitoreo.

Dos especies migratorias veraniegas fueron encontradas en las redes de la zona, por lo que aún se muestra la presencia de estas especies en el país. Una curiosidad es que en los últimos tiempos ha aumentado de forma paulatina la captura y recaptura de gorriones en la zona.  

La oficina de anillamiento está siendo apoyada en la actualidad por el proyecto internacional “Corredor Biológico en el Caribe (CBC)” debido a que la mayoría de los materiales que se utilizan para el anillamiento son importados y muchos poseen altos costos.

El anillamiento es una técnica para estudiar poblaciones de aves que surgió en Dinamarca. Esta herramienta ha evolucionado desde su surgimiento a la actualidad hasta convertirse en un instrumento científico y de gestión ambiental pues brinda conocimientos sobre dinámicas poblacionales, longevidad de las aves, supervivencia, éxito y dispersión de juveniles, ayuda a conocer sobre la migración de las aves, entre otros.






Compárteme en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.