17 de julio 2020. 10 Aniversario Estación de Anillamiento “Juan Cristóbal Gundlach”

Por Freddy Rodríguez Santana

“Juan Cristóbal Gundlach” y BIOECO. Motivos para celebrar.

Hace ya 10 años que BIOECO abrió la Estación de Anillamiento Juan Cristóbal Gundlach en conmemoración del cumpleaños 200 de ese naturalista cubano-alemán. Este 17 de julio es nuestro aniversario y el de Gundlach. Y tenemos mucho, mucho que celebrar.

Con una base de datos que atesora dos lustros de constancia y tenacidad a toda prueba, ni ciclones, ni carencias, ni pandemias, han impedido que el colectivo que trabaja en la Estación asista religiosamente a cada sesión de anillamiento. En términos matemáticos, esto equivale a más de un mes, o sea, 36 días dedicados a la tarea de anillar por cada año transcurrido. Puesto de otra manera, son 360 días de anillamiento acumulados, ¡casi un año durante la última década!

Hacer un balance de una década de cualquier actividad de monitoreo es, cuanto menos, un desafío a la memoria, por el compromiso, las urgencias y los resultados que nunca queremos dejar fuera.

Lo que apenas comenzó siendo una Estación que latía gracias a una o dos personas, ha terminado siendo un colectivo de investigadores, técnicos de áreas protegidas y obreros de la conservación, todos trabajadores de BIOECO, que se reúnen cada mes para realizar esa labor común que es anillar aves. Hoy somos más los que anillamos aves en la Estación de Anillamiento Juan Cristóbal Gundlach. Ya somos capaces de formar a nuestro propio personal y ayudamos a otros a alcanzar el sueño posible de contar con una estación de anillamiento propia. Seguimos abrazando un anillo, que, con las letras de nuestro país e institución, vuela en aves que interconectan las Américas y algunas aves ya llevan nuestros anillos durante 10 años. Por primera vez, comenzamos a saber en detalle cuánto viven nuestras aves, cuánto duran sus ciclos de muda o reproducción, o cuántos pichones se suman anualmente a la población adulta, por solo mencionar tres de nuestros objetivos fundacionales convertidos en realidad.

La Estación Gundlach forma parte de la Red de Monitoreo de la iniciativa del Corredor Biológico en el Caribe (CBC) y aspiramos a colaborar con todos los interesados en hacer del monitoreo de las poblaciones de aves a partir del anillamiento, la norma y no la excepción en los estudios de las aves cubanas y de la región del Caribe insular comprendida en el CBC.

No mencionar a todos los que han defendido este esfuerzo e iniciativa podría resultar doloroso debido a algún probable olvido involuntario. Nosotros, los de BIOECO, sabemos quiénes somos y nos enorgullece llegar aquí para agradecer a algunas personas e instituciones que sabiéndolo o no, han sido clave para que hoy celebremos un 10mo aniversario con mucha salud y muchas más almas sumadas.

En primer lugar, quisiéramos agradecer a nuestro amigo Tino Sauer y a Nabu Großfahner de Alemania, que consiguieron financiamiento para nuestros anillos y los trajeron a Cuba, y lo que es más importante, apostaron por nosotros y aún hoy nos ayudan a formar buena parte de nuestro personal. Al Centro Nacional de Áreas Protegidas de Cuba (CNAP), que a través del proyecto Sector Oriental de Cuba: salvando un área de vida silvestre única en el Caribe financiado por la British BirdWatching Fair, propició entrenamiento en nuestros inicios en el Windsor Research Center (Jamaica) y en Long Point Bird Observatory (Canadá). A Bird Studies Canada, por su apoyo en el entrenamiento inicial. Al Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell (Estados Unidos), en especial al Dr. Eduardo Iñigo-Elías, que a través del proyecto Training and Monitoring for Biodiversity Conservation in Cuba and Hispaniola financiado por la McArthur Fundation, contribuyeron a la formación de nuestros especialistas y en otros aspectos básicos para la apertura de la Estación de Anillamiento.

Retos nos quedan muchos, muchos más que al comienzo. Si solo pudiéramos elegir uno y culminar esta breve nota con un deseo, quisiéramos celebrar nuestro 20 aniversario con la colaboración de muchas más instituciones para estudiar, monitorear y conservar nuestras aves mediante el anillamiento. El 17 de julio del 2030, estaremos aquí para celebrar el 220 aniversario del natalicio de Gundlach y el 20 aniversario de la Estación Gundlach ¿Te sumas?

Compárteme en
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »