Se otorga el Premio Blue Park en categoría dorada al Parque Nacional Jardines de la Reina de Cuba

Hoy 9 de diciembre de 2021, el Parque Nacional Jardines de la Reina se ha convertido en la primera área marina protegida de Cuba en otorgársele el reconocimiento Blue Park (Parque Azul) en la Categoría Dorada. Durante la Gala Virtual por su 25 Aniversario, el Instituto para la Conservación Marina (Marine Conservation Institute) ha distinguido al parque nacional cubano con este premio por haber alcanzado los más altos estándares científicos de protección y gestión de la vida marina. Jardines de la Reina se une así a una creciente red de 21 Blue Parks en todo el mundo, diseñados para proteger y regenerar la biodiversidad de nuestros océanos.
Protegido desde 1996 y declarado parque nacional en 2010, Jardines de la Reina está administrado por el Grupo Empresarial Flora y Fauna de Cuba, del Ministerio de la Agricultura y gestionado en estrecha coordinación con la empresa turística Marlin Azulmar.
El Director de Conservación del Grupo Empresarial Flora y Fauna, Gabriel Brull Puebla, respondió al anuncio del Premio Blue Park, “En el Grupo Flora y Fauna nos sentimos honrados de recibir este reconocimiento como Blue Park para el Parque Nacional Jardines de la Reina, nuestra área marina protegida insignia en Cuba. Y este honor viene con un mayor compromiso de aumentar los logros de conservación del parque mejorando nuestra capacidad y eficacia de gestión para cumplir y, si es posible, superar los altos estándares basados en la ciencia establecidos para los Blue Parks.”
El Parque Nacional, que abarca más de 2.000 km2, está situado a 80 km de la costa suroeste de Cuba y protege vibrantes manglares, praderas marinas y arrecifes de coral, que son algunos de los hábitats más sanos que quedan en el ahora mayoritariamente degradado Mar Caribe. En cambio, Jardines de la Reina salvaguarda ecosistemas saludables con abundante vida marina que incluye poblaciones robustas de depredadores superiores, como los tiburones.
José L. Gerhartz-Muro, especialista en conservación de la Secretaría del Corredor Biológico en el Caribe, iniciativa de cooperación en materia de conservación de la biodiversidad entre Cuba, Haití, la República Dominicana, Puerto Rico y Jamaica considera que “el Parque Nacional Jardines de la Reina es uno de los mejores ejemplos de área marina protegida de gran tamaño administrada de manera efectiva en el Caribe insular. Por ello este parque es un área de conservación prioritaria y núcleo para la iniciativa del Corredor Biológico en el Caribe. Su designación como Blue Park viene a reconocer públicamente el éxito de 25 años de trabajo sistemático e ininterrumpido de conservación realizado por Marlin-Azulmar, su contraparte extrajera, el Grupo Empresarial Flora y Fauna, el Centro de Ecosistemas Costeros, el Centro Nacional de Áreas Protegidas y tantas otras instituciones que han aunado esfuerzos en este empeño común.”
Esta diversa zona marina alberga una rica biodiversidad de mamíferos marinos, peces, aves y tortugas marinas. Las estrictas normas de pesca y el alto grado de cumplimiento son razones importantes por las que esta remota zona ha logrado conservar una de las mayores densidades de corales y riqueza de especies de todos los arrecifes de Cuba. El Dr. Fabián Pina-Amargós, científico marino con 20 años de experiencia en investigación en el parque dijo: “El Parque Nacional Jardines de la Reina es un ejemplo exitoso de conservación. Muestra la mayor abundancia de peces en aguas cubanas, que es solo comparable a algunos lugares remotos del Pacífico Central.”
El parque alberga 37 especies de corales, 283 especies de peces y 120 especies de aves, algunas de las cuales no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Entre las especies vulnerables, en peligro o en peligro crítico de extinción según la UICN que se encuentran en estas aguas protegidas están los corales cuerno de alce y cuerno de ciervo, las tortugas marinas (carey, verde, tinglado y caguama), las especies de meros Guasa y Cherna Criolla, y los tiburones sedoso y ballena. Los científicos marinos consideran que Jardines de la Reina es una de las últimas zonas del Caribe que alberga arrecifes y poblaciones de vida marina casi prístinos. También es una zona que dispersa larvas de peces y corales a otras zonas de Cuba y países vecinos.
Los hábitats bien conservados e interconectados de Jardines de a Reina son resilientes al cambio climático. De hecho, investigaciones recientes indican que el sistema arrecifal de este archipiélago se halla entre los 50 más resilientes de todo el mundo, lo que lo convierte en un sitio con el potencial para sobrevivir los futuros impactos del cambio climático y ayudar a repoblar los arrecifes vecinos cuando existan condiciones para ello (Beyer et al., 2018).
Yanet Forneiro Martín-Viaña, Especialista Principal del Grupo Empresarial Flora y Fauna, quien tuvo a su cargo las palabras del Grupo Flora y Fauna en la Gala de Recepción del Premio, expresó vía Internet que “El premio Blue Park es un reconocimiento internacional al trabajo de conservación que realiza el Grupo Flora y Fauna y Cuba. Nuestro éxito representa también un reto para el resto de las áreas marinas protegidas que administramos, puesto que hemos demostrado en Jardines de la Reina que es posible lograr un manejo efectivo de conservación. A la vez este premio es una oportunidad por el prestigio y visibilidad que gana nuestro trabajo, lo cual nos permitirá ser competitivos en la búsqueda de financiamiento de la colaboración internacional, y asegurar la continuidad del trabajo y el manejo efectivo en el parque nacional Jardines de la Reina.”
Un total de 21 áreas marinas protegidas (AMP) de todo el mundo cuentan ahora con el prestigioso Premio Parque Azul por cumplir las normas más estrictas basadas en la ciencia para la protección y gestión de la vida marina. El Premio Parque Azul reconoce los esfuerzos extraordinarios de los países, los gestores de las AMP y los miembros de las comunidades locales para proteger eficazmente los ecosistemas marinos ahora y en el futuro. También pretende motivar a otras naciones para que se esfuercen por crear AMP fuertes y eficaces que conserven la fauna y los hábitats marinos. Los premios Blue Park apoyan el progreso internacional hacia los objetivos del Convenio sobre la Diversidad Biológica, los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU y el objetivo a largo plazo de proteger el 30% del océano para 2030.



Acerca del Marine Conservation Institute
El Instituto para la conservación Marina (Marine Conservation Institute), es una institución sin fines de lucro de los Estados Unidos de América fundada en 1996, que trabaja para garantizar una fuerte protección de al menos el 30% del océano para el año 2030. Se enfoca en la protección de los lugares más importantes del océano y sigue varias líneas de trabajo: identificar y abogar por áreas marinas protegidas robustas; mejorar las leyes y otras herramientas para conservar mejor la biodiversidad marina; catalizar la conservación efectiva reconociendo y elevando las mejores áreas marinas protegidas del mundo a lista Blue Parks; e informar con precisión sobre los esfuerzos de conservación global con el Atlas de Protección Marina (MPAtlas.org).
Acerca de los Blue Parks
Los premios Blue Park fueron creados por el Instituto para la Conservación Marina para animar a los países a salvaguardar la fauna marina, asegurar los hábitats críticos, promover la resiliencia al cambio climático y salvaguardar la belleza de nuestros océanos para las generaciones futuras. El objetivo es crear una red eficaz que proteja y mantenga la vida y los hábitats marinos en todo el mundo. Hasta hoy, hay 21 áreas marinas protegidas a las que se les ha concedido el estatus de Blue Park.
 

Compárteme en
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »