28 de abril: Día Internacional para la Conservación de los Anfibios


El propósito de celebrar este día es el de denunciar al mundo el grave peligro de desaparecer que corren estos animales de sangre fría, debido a la pérdida de su hábitat, los desechos tóxicos, los contaminantes y el cambio climático.
Los anfibios son una especie animal de la familia de los vertebrados que presentan unas características físicas muy particulares. Su piel es lisa, ausente de escamas, también poseen cola que usan para nadar. Viven dentro del agua y respiran a través de branquias.
Una vez que se desarrollan, ya tienen pulmones, cuatro patas con membrana interdigitales y son capaces de vivir tanto en el agua como en la tierra. Respiran por la piel, son ovíparos y para alimentarse lo hacen cazando pequeños insectos. Es la única especie vertebrada que experimenta una metamorfosis.
Se cree que los anfibios se formaron de los peces hace ya unos 360 millones de años y que de allí nacieron los reptiles, para luego dar paso a otras especies evolutivas como las aves y los mamíferos que hoy conocemos.
Los anfibios cumplen un importante papel para mantener el correcto equilibrio de los ecosistemas en todo el mundo. Una de sus principales funciones es permitir que fluyan de manera armoniosa todos los nutrientes de las aguas a los sitios terrestres y que esto, a su vez coadyuve para evitar la erosión.
La contaminación y el cambio climático han sido algunos de los principales factores de la extinción de los anfibios en la mayoría de los ecosistemas que hay en todo el planeta.

Compárteme en
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »