7 de septiembre, Día Internacional del Manatí

En el Día Internacional del Manatí se hace un llamado a la conciencia mundial para reafirmar el compromiso de trabajar por la conservación de esta y todas las especies que enriquecen la biodiversidad.

Los manatíes, al igual que otro animal llamado dugón, hacen parte de un grupo conocido como sirenios. Este nombre se da a partir de la creencia de que estos animales originaron los antiguos mitos relacionados con las sirenas.

La importancia de esta especie es que al ser un animal tan grande, con sus aletas evita procesos de sedimentación, ya que mantiene en movimiento los sedimentos en los diferentes cuerpos de agua; de igual manera, el excremento es apetecido por los peces hasta el punto de que algunos pescadores prefieren poner las mallas cerca de donde hay manatís para que haya mayor cantidad de peces.

Los sirenios pueden vivir en el mar, en agua dulce o salobre de zonas tropicales y subtropicales. Se alimentan principalmente de pastos, algas, plantas acuáticas y hojas, por lo que se consideran los únicos mamíferos acuáticos herbívoros. Al igual que todos los demás mamíferos del mundo, respiran aire por medio de pulmones, tienen pelos y las hembras alimentan a sus crías con leche.

Los manatíes tienen una tasa reproductiva baja y su periodo de gestación es de aproximadamente 12 meses. Una hembra tiene en promedio una cría cada cinco años y su único depredador confirmado es el ser humano.

Del cuidado de estas especies y cuantos recursos conforman el patrimonio natural, depende la sostenibilidad de la vida en el planeta Tierra.

Compárteme en
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »